NADIE ESPERA EN LA CARRERA – Reflexiones…

Cuando tienes esa sensación de que llegas tarde a todo.

La vida, los hechos, oportunidades, eventos ocurren tan deprisa

que cuando quieres subirte a ellos ya han pasado y te ves a ti,

con cara de panolis dándote cuenta de que te has quedado a verlas venir.

Ya de pequeña, recuerdas ese dibujo que hiciste de la tortuga

y a tu madre diciéndote (no sé muy bien si para animarte):

“no te preocupes hija, tú sin prisa, pero sin pausa”.

Ahora son esos “sin prisa” los que no valen.

Todo sucede a una velocidad vertiginosa y si no lo cazas al vuelo,

te quedaste sin ello.

Los trenes que pasan una vez en la vida, ahora son AVES o Alvias

y si eres, como yo, de efectos retardados, Zás! A verlas venir.

El mundo ya no está encaminado a la Filosofía o al Pensamiento,

lo está hacia la Acción y Decisión.

Quizá debamos entrenarnos a ello: Acción-Reacción. Pero Instantánea Reacción.

Ya sabes: “Ave que vuela, no lo pienses, ¡a la cazuela!”.